Cuida tu piel en verano

IMG-20140604-WA0003

Ya ha llegado el verano y con él, las ansiadas vacaciones. Aunque muchas veces, estar de vacaciones no implica más tiempo libre. Si a esto sumamos las altas temperaturas y el sol, nuestra piel puede verse dañada en esta época. Por esto, quiero darte unos consejos para el cuidado de la piel en verano:

MANTÉN LA PIEL LIMPIA.

Seguramente en esta época utilizarás protector solar, maquillaje,… si a esto sumamos que tu piel sudará más por el efecto del calor, tendrás que hacer más esfuerzos para mantener la piel limpia. Para ello, lo más recomendable es que utilices productos suaves que eliminen grasa y suciedad.

Si te bañas en la playa o piscina, la sal y el cloro debilitan la piel, puedes utilizar un jabón de PH normal o levemente ácido que contribuyen a no contraer ninguna infección dermatológica.

Para secarte la piel utiliza materiales que no raspen, no compartas toallas y sécate bien  los pliegues. Ya que pueden acumularse hongos o bacterias en la piel.

Ten mucho cuidado con las infecciones. Si tienes heridas o quemaduras, lava la zona con agua y para granos o ampollas no las toques ni aprietes.

 

HIDRÁTATE

No olvides tu botella de agua natural. No sólo te lo agradecerá tu piel, sino tu estado físico en general.

Para hidratar tu piel, sobre todo después de tomar el sol, puedes utilizar cremas y aceites hidratantes. Éstas tienen propiedades emolientes que te permiten recuperar el agua.

Si notas tu piel muy reseca puedes utilizar una crema que incluya colágeno, ya que este componente consiste en proteínas que forman una estructura de apoyo en torno a las células de la piel.

PROTECCIÓN SOLAR

Los dermatólogos recomiendan protección solar de 30 o superior y que sea resistente al agua. Además, deberías evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, ya que en este intervalo la radiación es mayor.

En el siguiente enlace tienes una página que te muestra el índice de radiación por horas en tu ciudad. Un índice de radiación de 3 es suficiente para generar vitamina D. Si sobrepasamos el 5 ya es alto y puede producir quemaduras graves si no tomamos las suficientes precauciones, como puede ser utilizar gafas de sol, sombreros y sombrillas.

paraguas playa

ALIMENTACIÓN

Aunque la alimentación es algo muy importante no hay alimentos mágicos para la piel. Se recomienda aumentar el consumo de frutas y verdura, hortalizas y cereales integrales, ya que proporcionan antioxidantes (para evitar la excesiva acumulación de radicales libres), fibra y vitaminas.

Tomar más frutas y verduras con vitaminas como la A, C y E son las más aconsejables. Estás vitaminas están presentes en aceites, frutos secos, en pescados, camarones, en vegetales como el brócoli, la espinaca, los espárragos, el tomate o la zanahoria.  Además la zanahoria, la espinaca y el pimiento son una buena fuente de beta caroteno (pro- Vitamina A)

La vitamina E previene la degeneración celular y está presente sobre todo en frutos secos, germen de trigo, aceites vegetales y aguacate.

Entre los minerales, destacar el hierro y el zinc que son fundamentales en el mantenimiento de la piel, pelo y uñas.

IMPORTANCIA DEL SUEÑO

Y por último, no debemos olvidarnos de dedicar suficientes horas a tener un descanso de calidad. Dormir es muy importante para evitar signos de cansancio y resequedad en tu piel. Así que, cuídate y a disfrutar el verano!!