El jengibre, no solo son propiedades.

PLANTA MEDICINAL

Hoy os voy a hablar de un tubérculo que, en invierno, nunca falta en mi cocina: “El Jengibre“. Es un tubérculo articulado en forma de mano, de un olor fuerte aromático y un sabor entre agrio y picante. Como suele pasar con estas cosas, lo descubrí porque una amiga se lo tomo porque tenía dolor en el pecho tras un resfriado y le había ido muy bien. Comencé comprándolo en polvo y haciendo infusiones, luego pase a probar el jengibre y ahora no falta un trocito de jengibre en los purés de verdura y salsas que cocinamos en casa.

 

Está muy valorado en la medicina ayurvédica de la India y en la medicina china, donde se la considera beneficiosa para la salud por ayudar con el exceso de “yin”, es decir funciona para tratar las enfermedades que se producen por el frío, como el resfriado. El jengibre tiene un gran poder antiinflamatorio y ayuda a disminuir las náuseas. Los investigadores creen que el jengibre trabaja sobre todo en el estómago y los intestinos, y en menor medida en el cerebro y el sistema nervioso para controlar las náuseas.

 

Pero, ¿qué estudios hay sobre el jengibre? y ¿qué resultados han dado estos?

Se ha comprobado la eficacia del jengibre para disminuir las náuseas y vómitos después de la cirugía, disminuye los mareos (ya que ayuda a que la sangre circule mejor) y disminuye el dolor menstrual  (por su efecto antiinflamatorio, se ha demostrado que redujo los síntomas del dolor hasta en un 62% de las personas que participaron en el estudio). Algunos estudios han comparado el jengibre a los medicamentos como el ibuprofeno o ácido mefenámico y parece tener los mismos resultados, con la ventaja de que además es beneficioso para el estómago.

 

También tiene buenos resultados reduciendo el dolor en las personas que padecen artritis, los estudios muestran que al tomar jengibre se redujo el dolor en las personas que sufrían “osteoartritis”, en dolor de artritis en las rodillas y de cadera, reduce el dolor al ponerse de pie, el dolor después de caminar,  la rigidez y el dolor muscular.

 

Otros beneficios, para los que se suele utilizar de los que aún no hay estudios que los avalen, son el tratamiento de las infecciones del tracto respiratorio superior, tos, bronquitis. dolor de pecho, dolor bajo de la espalda y el dolor de estómago. Es muy utilizado por sus propiedades para tratar el resfriado y la gripe. En la medicina china lo mezclan de diversas formas según lo que quieran tratar. Por ejemplo, para tratar el resfriado o la gripe causados por el clima frío, escalofríos, dolor provocado por artritis, dolores de cabeza y la nariz taponada cuecen jengibre fresco y cebolla verde.

 

La receta que emplean en la medicina china para estos casos sería: cortar en trozos pequeños el jengibre y las cebollas verdes, poner a cocer durante 10 minutos y beber la infusión templada en los primeros síntomas del resfriado.

 

En general es seguro, aunque algunas personas pueden sufrir efectos secundarios leves que incluyen acidez, diarrea y molestias generales del estómago. El jengibre podría retardar la coagulación sanguínea (hace que la sangre este más diluida), de ahí sus beneficios para mejorar la circulación y disminuir algunos dolores. Pero esto también tiene su lado negativo, algunas mujeres han experimentado más sangrado menstrual mientras toman jengibre. Por ello, no está recomendado en personas que toman regularmente medicamentos anticoagulantes o anti plaquetarios ya que aumenta el efecto de estos y se puede producir sangrado y hematomas.

 

Otros efectos del jengibre son que podría bajar la presión arterial. Por tanto, el tomar jengibre junto con medicamentos relacionados puede bajar demasiado la presión arterial, sin embargo si se tiene presión arterial alta y sin llegar a tomar medicación puede tener un efecto beneficioso. Hay que tener en cuenta que podría bajar el nivel de azúcar en la sangre, por lo que los diabéticos también deben tenerlo en cuenta y reajustar la dosis de su medicación.

 

Si tomamos otras hierbas y suplementos que podrían retardar la coagulación sanguínea como la angélica, el clavo de olor, la salvia, el ajo, el ginkgo o el ginseng  debemos tener cuidado con la cantidad de jengibre que tomamos ya que pueden retardar la coagulación sanguínea y puede aumentar el riesgo de sangrado en algunas personas.

A parte de utilizarlo como extracto de jengibre, por sus propiedades para la salud, también se puede utilizar como condimento por sus propiedades culinarias. Al usar el tubérculo, la concentración es menor, por lo que sus efectos secundarios son prácticamente nulos y se siguen notando sus beneficios. Yo cada vez lo utilizo más en la cocina, ya que le da a la comida muy buen sabor, con un toque picante según la cantidad, y se notan sus beneficios en la salud. Eso sí, sólo en los meses de más frío, ya que el jengibre hace que te suba la temperatura corporal, en diciembre viene muy bien tener los pies y las manos calientes, pero en agosto… tendremos que buscarle un sustituto!!!

No olvides seguirnos para mantenerte al día de las próximas novedades. Fan de Facebook? eres más de Twitter? Tienes todos tus blogs por RSS? O sólo lees el e-mail? No te preocupes, te tenemos cubierto. Mira la barra lateral y escoge el que desees.

 

NOTAS:

Medicamentos anticoagulantes/antiplaquetarios: aspirina, clopidogrel: Plavix, diclofenac: Voltaren, Cataflam, otros, ibuprofeno: Advil, Motrin, otros, naproxeno: Anaprox, Naprosyn, otros, dalteparina: Fragmin, enoxaparina: Lovenox, heparina, warfarina: Coumadin,  y otros.

Los estudios de los que hablo en la entrada se han hecho con extracto de jengibre: Extracto Eurovita 33; ext EV-33 170 mg tres veces al día; Extracto Eurovita 77; ext EV-77, que combina un jengibre con un alpinia (es el que da peores resultados), 255 mg dos veces al día.  Otro extracto de jengibre (Zintona CE) 250 mg cuatro veces al día.

FUENTES:

Natural Medicines Comprehensive Database

http://naturaldatabase.therapeuticresearch.com/home.aspx?cs=&s=NDhttp://naturaldatabase.therapeuticresearch.com/home.aspx?cs=&s=ND

Chinese Nutrition Therapy; Dietetics in Traditional Chinese Medicine (TCM), Joerg Kastner, M.D., L.Ac.

Medline:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/druginfo/natural/961.html

http://nccam.nih.gov/health/ginger

http://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT00958685?term=ginger&rank=3http://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT00958685?term=ginger&rank=3

http://nccam.nih.gov/health/RA/getthefacts.htm

 

Plantas medicinales, ¿cómo conocer qué propiedades están confirmadas por la ciencia?

 

¿Quién no se ha tomado alguna vez un mejunje de hierbas porque curaba el resfriado, o le ayudaba a adelgazar, o…? Muchas veces te lo tomas porque alguien te ha dicho que te puede sentar bien, sin pararte a analizar qué te estas tomando y si puede tener otros efectos no esperados.

Pues bien, en este post he hecho un resumen de dónde puedes encontrar información fiable sobre suplementos y plantas medicinales y una visión general de las plantas medicinales en si. Para ello me baso principalmente (iré ampliando) en los estudios hechos en NIH Centre for Complementary and Alternative Medicine.

Las plantas medicinales han sido usadas durante miles de años en todas las culturas. Desde 1890 hasta 1990 su uso tuvo un importante descenso, Pero en la última década el uso de plantas medicinales y suplementos ha sufrido un incremento del 80% y va en aumento. La confianza en ellas de algunas personas es tal que siguen tomando su suplemento favorito aunque haya estudios que demuestran que no es efectivo.

Una advertencia: las propiedades de las plantas medicinales no están aún definidas con exactitud (como ocurre con los medicamentos), pero hay ya muchos estudios realizados sobre ellas, y otros en progreso. Además, ten en cuenta que no tienen el mismo efecto en todas las personas. Recuerda “si le va bien a mi tía para tal síntoma, conmigo no tiene porqué funcionar. Es más puede ser que haga interacción con algo que yo ya estoy tomando”.

Por supuesto, no creas que las plantas medicinales y suplementos son puros, efectivos y al mismo tiempo inofensivos. Las plantas medicionales son buenas cuando se usan correctamente, pero hay que tener en cuenta que aunque la calidad se ha mejorado notablemente en los últimos 5 años, tienen un lado oscuro: pueden alterar tu medicación y pueden estar alteradas con metales pesados, pesticidas y microbios. Además, la concentración y cantidad de principios activos que ingieres por dosis en los productos naturales no suele estar controlada.

Estos son los productos Top en 2011, de los que analizaré las propiedades y veremos los estudios que hay de cada uno con detalle:

  1.     Arándanos
  2.     Soja
  3.     Ajo
  4.     Ginkgo
  5.     Echinacea
  6.     Leche de cardo
  7.     Cimicifuga racemosa.
  8.     Hierba de San Juan (Hiperico)
  9.     Ginseng
  10.     Te Verde
  11.     Aceite de onagra
  12.     Valeriana
  13.     Jengibre
  14.     Aloe Vera

 Se espera mucho de las terapias con plantas medicinales, pero lo cierto es que hasta fechas recientes la calidad de los estudios médicos en la materia era relativamente pobre. Supongo que por la fiebre consumista de plantas medicinales que se esta produciendo en los últimos años,  cada vez se están realizando estudios de más calidad. La mayoría de las personas piensan que al ser naturales son seguros, pero SIEMPRE hay que consultar con un especialista. Por ejemplo en el caso del Ginkgo, tiene un gran poder a la hora de mejorar la circulación, pero se han dado casos clínicos de personas que ya tomaban medicación para mejorar su circulación (wafarina) que cuando tomaron ambos a la vez sufrieron hemorragias.  En estos casos se debería haber consultado con el especialista ya que los efectos del Ginkgo son notables, y haber regulado la medicación.

Por lo tanto, las plantas medicinales pueden tener efectos muy potentes   sobre la salud, pero ¿Cómo encontrar un buen producto?

  1.    Busca uno que haya sido testeado en RCTs´ 
  2.    Usa información de los “Independent Testing Laboratories”. Se trata de laboratorios que no trabajan para ninguna   compañía: compran las plantas medicinales, hacen el estudio y lo publican. Estos estudios son públicos para todos.

https://www.consumerlab.com/

3.    Busca el sello de calidad.

4.    Aprende todo lo que puedas en las siguientes referencias:

 

 

Gracias a la creciente demanda de productos naturales y las exigencias del consumidor cada vez se esta invirtiendo más en investigación y en productos de calidad. Yo antes de tomar algo me aseguraría de que  me va a reportar más beneficios que perjuicios.

En próximas entradas veremos los top productos con detalle, ¿Tenéis algún favorito para empezar?

No olvides seguirnos para mantenerte al día de las próximas novedades. Fan de Facebook? eres más de Twitter? Tienes todos tus blogs por RSS? O sólo lees el e-mail? No te preocupes, te tenemos cubierto. Mira la barra lateral y escoge el que desees.